Curso de Verano 2018: Herramientas Sistémicas de Transformación e Integración Cultural

Verano-2018-2

Curso de Verano Herramientas

INVITACIÓN

 

Todo proceso de transformación cultural, decimos en Matríztica, es un proceso de transformación individual porque todo ser vivo, todo ser humano existe en un mundo, un cosmos mucho más amplio que hace posible su existir como tal.

Podemos ver que nuestra vida sigue el curso de aquellas emociones y sentires que conservamos en nuestro diario vivir, entrelazado con las teorías y explicaciones que conservamos y, por lo tanto, todo proceso de transformación cultural es sin duda un proceso de transformación individual.

Esta invitación es a sumergirnos en el entendimiento de nosotros seres humanos. ¿Cómo operamos como observadores multisintientes? o ¿Por que y para qué preguntarnos sobre nosotros seres humanos? Estas preguntas nos sitúan de una manera responsable al centro de nuestros procesos de reflexión y transformación, que de seguirlo, conservarlo y desarrollarlo nos llevarán a un resultado que no sabemos ni conocemos, pero que será producto de una ampliación de nuestro entendimiento en torno a los fundamentos de lo humano.

En Matríztica sabemos que los seres humanos somos capaces de inventar teorías filosóficas, construir naves espaciales y viajar por el espacio, de mirar por telescopios y microscopios las diversidades de formas de vida, planetas y sistemas estelares, del mismo modo que podemos cultivar la agresión y la arrogancia como modo de vida o cultivar la colaboración y el reflexionar y actuar desde una u otra, simplemente desde el entender cómo es que podemos hacer cosas juntos y a veces no.

En este proceso reflexivo al que los invitamos, descubriremos como pasa todo aquello, en un viaje científico, reflexivo estético y espiritual, desde la sencillez del vivir cotidiano, que es de hecho el lugar donde ocurre nuestro vivir y convivir. De este modo, podremos reflexionar, conocer y aprender sobre nosotros, seres vivos y seres humanos en el presente continuo cambiante de este viaje que es nuestra existencia, abriendo la posibilidad de ampliar nuestra práctica conversacional reflexiva orientada al cumplimiento de nuestros sueños, desafíos o deseos, desde un sentir ético y el entendimiento de la naturaleza del bien-estar en nuestro vivir y convivir.

 

DESEOS

 

Entender las claves de los procesos de transformación cultural, de una manera científica y epistemológica, desde un entendimiento evolutivo de las organizaciones y comunidades humanas.

Comprender la importancia de las preguntas y respuestas que conservamos como fuentes de los mundos que vivimos, por medio de un proceso reflexivo,

Comprender que dentro de todo proceso humano hay propósitos, deseos o emociones y sentires y son ellos los que guían nuestro curso de acción.

Adquirir herramientas reflexivas de cambio y regeneración cultural.

Captura de pantalla 2017-12-01 a las 1.13.34 p.m.

 

Captura de pantalla 2017-12-01 a las 1.16.23 p.m.

 

LUGAR: Centro Lyon. Av. Ricardo Lyon 1933, Providencia.

VALOR CURSO: $280.000 pesos chilenos (o su equivalente en dólares para ciudadanos/as extranjeros/as)

INSCRIPCIONES: Piroska Montes Matríztica, piroska@matriztica.org Fono: +56 2 2224 7678

 

DESCUENTOS ESPECIALES:
– Ex alumnos Matríztica 15 % sobre valor del curso.
– Inscripción por grupos de una misma organización (consultar).
*Los descuentos no son acumulativos.

Captura de pantalla 2017-12-21 a las 12.31.34

BASES LEGALES 

1. El curso considera un número máximo y mínimo de estudiantes. 2. Los días consideran 3 jornadas. 3. El curso considera su realización en el lugar establecido en el programa OBSERVACIONES Y CONDICIONES DEL SERVICIO. Muchas veces las personas recurren a sus experiencias para ejemplificar preguntas, dudas, por lo que la invitación es co-cuidar el espacio entre otros, la sugerencia es a no grabar las sesiones, sino que a vivir el espacio como una experiencia en el presente continuo cambiante que todos generamos. El conocimiento está en los libros, internet. El entendimiento surge en el encuentro, estemos presentes enteros en él. Como material del curso y en caso de encontrarlo oportuno se entrega la documentación impresa con la información necesaria relativa al curso. La presente propuesta considera que el estudiante matriculado/a se hará cargo de todos los costos implicados en sus traslados desde y hacia el lugar de a realización del curso y de su alimentación. Si la persona inscrita en el curso desiste de asistir con 48 horas de antelación o más, se devolverá el 20% del valor total de su inscripción. En el caso de que desistiera de asistir el mismo día, no tendrá derecho a recibir devolución alguna.

 

Tags:

Un abrazo desde Chile

 

Amigas y Amigos de México,

Desde Matriztica, queríamos enviarles un abrazo lleno de esperanza, fuerza y energía para acompañarlos de alguna manera en este momento doloroso.

El planeta tierra, cómo nicho que hace posible nuestro vivir, de vez en cuando nos estremece con sus ciclos naturales, dejando como consecuencia en los mundos sociales y culturales que hemos construido, situaciones dolorosas que nos conmueven.

En este presente cultural que vivimos, eventos estremecedores cómo estos también iluminan la bondad y generosidad que habita en cada uno de nosotros. De manera espontánea aflora nuestra naturaleza cómo seres esencialmente “amorosos” que nos permite poner a disposición de la comunidad toda nuestra presencia para colaborar, ayudar y ofrecer una mano a quien más lo necesita.

En Chile, sabemos bien que la naturaleza se manifiesta de maneras inesperadas y desde esa emoción, acogemos y entendemos su dolor, y a su vez, desde la humildad, queremos compartir palabras de esperanza con ustedes, ya que confiamos en la fuerza de la re-generación, misma fuerza que, en nuestro país, nos ha tocado vivirla como una condición de existencia más que como una opción.

Los invitamos a vivir este momento desde la posibilidad de que surjan nuevos inicios, regenerar nuestro modo de co-existir con otros y con nuestra tierra. A re-generar relaciones con aquellos seres queridos que nos acompañan y encontrarnos construyendo un mundo más armónico y amoroso.

No importa en qué parte del mundo nos encontremos, siempre tenemos la posibilidad de conectarnos y enviar nuestras energías a aquellos que lo estén pasando mal. Por ello también ofrecemos nuestra ayuda en todo lo que sea necesario y expresamos nuestro apoyo fraterno a todas las personas, familias y comunidades humanas que viven en este hermoso país que es México.

Equipo Matríztica.

Tags: , , , , , ,

Curso de Verano: Herramientas sistémicas de transformación e integración cultural.

Captura de pantalla 2017-12-21 a las 12.08.05

INVITACIÓN

El vivir cultural es nuestro modo de vivir y convivir en el conversar y reflexionar. Todo proceso de cambio cultural es un proceso de transformación individual; todo ser humano existe en un mundo que aparece con él y cambia con él. Así, si somos atentos veremos que nuestro vivir sigue un curso definido por lo que sentimos, por nuestros deseos y los hábitos que conservamos. En este curso los invitamos a adentrarse en la comprensión de la clase de seres que somos los seres vivos humanos y a entender los mundos que generamos en nuestro
vivir y convivir. Esto es, los invitamos a adentrarse en la comprensión de si mismos como personas que pueden reflexionar sobre su vivir y escoger el rumbo que quieren seguir en él. ¿Cómo es que podemos operar como observadores por nosotros mismos? ¿Cómo es que podemos escoger el curso de nuestro vivir… si queremos hacerlo? Los seres humanos somos capaces de explicar los mundos que vivimos, de construir naves que nos permitan viajar fuera de la tierra a otros planetas, de crea microscopios que nos permitan ver los seres vivos más pequeños… de cultivar el amar o la agresión, convivir en la colaboración y la ternura, o sumergirnos en la arrogancia de la vanidad. Y a la vez sabemos que podemos escoger … pero, ¿qué queremos? En el proceso reflexivo a que los invitamos veremos como pasa todo esto en un viaje estético, científico, filosófico y espiritual en la sencillez de nuestro vivir cotidiano que es donde ocurre todo en nuestro vivir y convivir. A lo largo de este curso aprenderemos sobre la clase de seres vivos que somos los seres humanos en el presente continuo cambiante en el
que ocurre nuestro vivir, abriendo la posibilidad de ampliar nuestro conversar reflexivo cumpliendo los deseos de un convivir ético y responsable desde la comprensión del bien-estar de la colaboración reflexiva.

Captura de pantalla 2017-12-21 a las 12.31.34

1. El curso considera un número máximo y mínimo de estudiantes. 2. Los días consideran 3 jornadas completas 3. El curso considera su realización en el lugar establecido en el programa OBSERVACIONES Y CONDICIONES DEL SERVICIO Como material del curso y en caso de encontrarlo oportuno se entrega la documentación impresa con la información necesaria relativa al curso.¬ La presente propuesta considera que el estudiante matriculado/a se hará cargo de todos los traslados desde y hacia el lugar de la realización del curso y de su alimentación. Si la persona inscrita en el curso desiste de asistir con 48 horas de antelación o más se devolverá el 20% del valor total de su inscripción. En el caso de que desistiera de asistir el mismo día, no tendrá derecho a recibir devolución alguna.

Tags: , ,

Til Til: ¿Qué queremos?

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Sin dudas que los desechos que producimos deben estar en algún lugar destinado a eso para su procesamiento cuidadoso, sin duda esos desechos debieran estar alejados de la comunidad por las externalidades que generan, sin duda la logística de esto debiera ser acorde con los presupuestos municipales y del gobierno, pero ¿cómo armonizar todo esto? ¿cuál es el propósito? ¿abaratar costos o el cuidado de la comunidad? El colocar un vertedero cerca de una comunidad genera mal-estar en diferentes escalas, ¿nos importa? ¿nos hacemos cargo?

Si lo que nos interesa es el bien-estar de la comunidad, haremos todo los posible desde nuestros distintos ámbitos de responsabilidad para el cuidado de la comunidad. ¿Qué se requiere para que actuemos todos de manera co-operativa y oportuna? ¿A quiénes debe importarle participar en la solución? ¿Solo a la comunidad afectada? ¿Solo al municipio? ¿Al gobierno regional? ¿al ministerio? ¿a los parlamentarios? ¿a la justicia?

Quizás la respuesta adecuada y oportuna desde una perspectiva sistémica y ética, sea a todos nosotros. Pero, ¿cómo hacerlo?

Por ejemplo, primero invitarnos a cambiar la mirada sobre como entendemos el problema para encontrar una solución diferente. Hablamos mucho de innovación social… aquí hay una oportunidad para practicarla. Y hacerlo desde acciones globales a acciones locales, pero conectadas. Aún así, no será fácil.

Si queremos por ejemplo participar reciclando o educar en el reciclaje de nuestros desechos, ¿tenemos lugares, vehículos, procedimientos de tratamiento y personas preparadas para esto? ¿tenemos plantas lo suficientemente modernas de reciclaje?

Quizás la respuesta sistémica más clara sea profundizando nuestra democracia.  Profundizarla practicando las dinámicas relacionales que la constituyen: respetándonos, siendo honestos, colaborando, actuando con ética y equidad, reflexionando y conversando desde nuestra diversidad de miradas, historias, experiencias y miradas. Porque de esa manera, como ciudadanos, nos preocuparemos de reciclar porque entendemos que eso contribuye a la conservación de nuestra condición humana.

Todos los seres vivos transformamos nuestro entorno con lo que hacemos y dejamos de hacer, y todos lo hacemos de distinta forma y con distintos ámbitos de impacto. Habitar en armonía ecológica y humana depende de nosotros. ¿Colaboramos desde el importarnos mutuamente? o ¿Competimos desde el no importar quien pierde?

Para ser éticos y responsables, siempre el presente es el momento oportuno para actuar. Tenemos todas las herramientas científicas, tecnológicas, sociales y culturales necesarias, ¡Usémoslas entonces ahora para el bien-estar de todos! Al menos preguntémonos, ¿quiero convivir y co-existir en un Chile donde la comunidad de Til Til importe tanto como la que yo habito?

 

 

Deber hacer… tener hacer… querer hacer

Captura de pantalla 2017-06-14 a las 5.46.52 p.m.

Vivimos haciendo lo que hacemos muchas veces en la contradicción íntima de no
querer hacer lo que hacemos. Contradicción intima que no vemos, no queremos ver, o no sabemos cómo ver, pero que sufrimos en cuerpo y alma aun siendo inconscientes de lo que nos sucede. Sí, vivimos la mayor parte de nuestro vivir inconscientes de cómo vivimos lo que vivimos, y tenemos palabras o expresiones que evocan sentires íntimos de los que no somos conscientes y no sabemos que son parte de los mundos que generamos en el fluir de nuestro vivir-convivir. Sentires íntimos que cuando los vemos también vemos que guían nuestro vivir en el bien- estar o mal-estar relacional.
En fin, sentires íntimos sobre lo que hacemos que cuando los distinguimos porque hemos aprendido a distinguirlos en nuestro conversar con otros, o nos sorprendemos porque descubrimos que no sabemos distinguir si queremos lo que queremos, o si no queremos lo que queremos. Así, al decir “debo hacerlo …” estamos diciendo que algo nos obliga y que ese obligar es lo que importa; al decir “tengo que hacerlo …” decimos
que algo nos obliga y que ese algo nos pesa; y al decir “quiero hacerlo …” decimos queel hacer que vamos a hacer nos encanta, que nada nos obliga y que en el hacerlo están nuestras ganas, … nuestra voluntad.

En el entre juego de nuestro oscilar entre el deber … el tener … y el querer… se nos va la armonía del vivir y nos enredamos en el pasado o el futuro, pero, ¿qué sucede con el presente? Nuestro vivir y lo que hacemos en el fluir cambiante de nuestro vivir es el presente, es todo lo que hay, todo lo que somos, el cosmos mismo de nuestro existir, es el presente. Es el cómo estamos ahora, la reflexión que hacemos ahora, los sentires íntimos que sentimos ahora, lo que guía el curso del presente cambiante que vivimos y lo que hace al pasado y al futuro también el ahora que vivimos. Los seres humanos inventamos el tiempo en la reflexión haciendo el pasado y futuro el ahora que vivimos en un mirar donde cabe el escoger desde la ventana operacional de las ganas y la voluntad. El escoger nunca es un acto banal, constituye lo que se conserva en el fluir cambiante del presente continuo del vivir, y lo hace en una dinámica reflexiva en la que los sentires íntimos guían en un fluir de conservación y cambio en la que lo que se quiere hacer deja de quererse y lo que no se quiere hacer pasa a ser querido al vivir la libertad en el acto de preguntarse uno si quiere el querer que quiere. Lo que guía el fluir de nuestros haceres en nuestro vivir son nuestros deseos, teorías, doctrinas, creencias, religiones, fantasías, ambiciones … en fin nuestras ganas de vivir de un
modo u otro. Sin embargo, cualquiera sea el vivir que escogemos, lo que nos guía es la presencia básica de nuestros fundamentos humanos amorosos, o el cultivo de alguna teoría que justifica la negación de esos fundamentos desde un resentimiento íntimo por haber sido discriminado en el desamar. Sin embargo en el presente cambiante continuo de nuestro vivir siempre podemos reflexionar soltando nuestras
certidumbres y escoger … ¿escoger qué? ¿lo que tenemos que hacer, … lo que debemos hacer, o lo que queremos hacer, en la soledad o en la compañía del convivir con otros en proyecto común … que sólo es común desde el mutuo respeto? En un mundo sistémico-sistémico en el que cada acto de elección cambia el curso de la transformación multidimensional de su presente cambiante continuo no cabe una
elección por un resultado sin que surja la tentación del intento de forzarlo. Si uno no quiere esto último, lo único que se puede hacer es escoger una configuración de convivir que se quiera conservar como guía del vivir que se vive momento a momento, y surgirá espontáneamente como poética del convivir un mundo cambiante en el que
lo que se conserva hace sentido.

¿Qué configuración de convivir queremos conservar como un proyecto común en el
que cada uno de nosotros tenga presencia y el fluir de su vivir tenga sentido en la generación de bien-estar material y espiritual en el placer del querer hacer?

Escuela Matríztica

Tags:

¿Cambio, crecimiento o transformación?

Captura de pantalla 2017-06-08 a las 6.06.20 p.m.
Vivimos un presente cultural en el que hablamos de crecimiento como si este fuese un valor deseable en sí. ¡Crecer … crecer! ¿Es eso lo que queremos? ¿Queremos que nuestros niños crezcan de manera indefinida? ¿Queremos que las ciudades crezcan de manera Indefinida? ¿Queremos que la población crezca de manera indefina? Existen las palabras monstruo y monstruosidad que hacen referencia a que algo tiene una forma fuera de toda armonía, lo que puede ocurrir por un crecimiento que va más allá de lo que lo hace coherente con la naturaleza de su ser o que distorsiona su forma de modo que su sentido operacional-relacional se pierde. Muchos economistas y políticos hablan de crecimiento como si el crecimiento en sí fuese a resolver nuestras dificultades para generar bien-estar social material y ético en un país. La noción de crecimiento es muy poderosa, pero parece que por sí sola no basta, apunta a un proceso de cambio lineal que oculta la naturaleza sistémica-sistémica de la existencia humana. ¿Faltará acaso la noción armonía?

Existe otra noción fundamental en el ámbito de la convivencia humana. Esta es la noción de transformación, noción que tiene un carácter muy diferente a la de crecimiento. La noción de crecimiento evoca un proceso intrínsecamente desbordante ya que no muestra desde sí ninguna dinámica relacional que incluya en ella una presencia sistémica que lo detenga. Al revés, la noción de transformación contiene, en la evocación de lo que hace, la atención a la dinámica relacional de su carácter sistémico como un proceso de cambio en torno a algo fundamental que no cambia sino que se conserva a través de los cambios.

La noción de crecimiento oculta como, algo obsceno, a las preguntas, ¿hasta cuándo? y ¿qué queremos que crezca, y cuánto? Interrogantes éstas que a su vez evocan en otros las preguntas, ¿cómo, duda Ud. del valor del crecimiento? ¿No quiere Ud. que crezcamos? Dejándonos en la tarea de buscar alguna argumentación racional que explique nuestra duda de manera objetiva.

Lo fundamental en la noción de transformación es lo que se conserva, y lo que se conserva le da sentido a lo que cambia. La noción de transformación, por lo tanto, trae consigo las preguntas ¿qué es lo que se quiere conservar? y sobre todo, ¿qué queremos conservar? Lo que nos deja de inmediato frente a la tarea de declarar nuestros deseos haciéndonos responsables de ellos.

¿Hasta cuanto queremos crecer? ¿Qué queremos conservar? Lo central de cualquier proceso de cambio, sea éste de crecimiento o transformación es lo que se conserva a través de él, pues en cualquier caso lo que se conserva define lo que puede o no puede cambiar sin destruir lo que se quiere conservar.

En general cuando hablamos de los problemas de pobreza, de educación, de salud o de trabajo en nuestro país, o en cualquier país, pensamos que se trata de problemas que se resuelven con crecimiento productivo y económico como si su naturaleza fuese lineal constituidos por situaciones de causa y efecto, aunque sabemos que no es así. El hecho es que rara vez nos detenemos a pensar y actuar responsablemente conscientes de que estos problemas se resolverán sólo si estamos dispuestos a aceptar que su naturaleza sistémica-sistémica nos pide a voces que nos orientemos a generar una transformación coherente de muchas dimensiones operacionales-relacionales de la realización de nuestro convivir social-cultural en torno a la conservación del modo de vivir y convivir ético y democrático que queremos, o decimos que querríamos vivir en nuestro país. El vivir-convivir ético-democrático como un convivir en el que estamos siempre dispuestos a corregir nuestros errores en la realización de ese propósito es una obra de arte que sólo existe en su continua realización si se la vive como una continua realización cotidiana de convivencia social-cultural.

Tags: , ,

Curso de Invierno: El Árbol del Vivir – ¿Qué queremos? Introducción a las conversaciones CO-Laborativas

Creemos que reflexionar, conversar y aprender desde los fundamentos biológicos-culturales de lo humano, hace posible entender nuestro presente y encontrarnos desde ahí con nosotros mismos y con el desconocido mundo desde donde hacemos lo que hacemos. Suena como una invitación audaz y compleja, que trae consigo una invitación a volver el centro de una convivencia creativa y autónoma. Pensamos que, de aceptarla, nos preparará para enfrentar y vivir conflictos, desencuentros o espacios de mal-estar, a la vez que paralelamente estaremos activando nuestros procesos creativos e innovadores para generar y/o ampliar el bien-estar.

¿No es esto lo que queremos muchas veces?

Captura de pantalla 2017-05-24 a las 6.08.25 p.m.Esa activación de nuestro conversar reflexivo tiene consecuencia en nuestros diferentes espacios de vida, las cuales pondremos al servicio de lo que deseamos conservar y ampliar, como personas, en nuestras familias, escuelas, en el trabajo o como ciudadanos. Pensamos que entender como operamos como observadores de los mundos que vivimos, entender el papel de las emociones y los sentires íntimos en nuestra vida cotidiana, entender que somos seres sociales y que nuestra identidad es en relación a los demás, entender que somos seres amorosos no desde una visión romántica sino desde nuestros orígenes biológicos, entender en definitiva, las consecuencias de ser seres biológicos-culturales, no como una teoría filosófica, sino que como un aspecto de nuestra naturaleza humana, constituye nuestro gran tesoro para generar una convivencia creativa y colaborativa que está ahí en nosotros y que nos brindará soluciones inesperadas ante escenarios que muchas veces vivimos desesperanzadoramente, sobre todo en estos tiempos de continuo conflicto y tensión.

 

Objetivos del curso:
Este curso de invierno se centra en reflexionar sobre nuestro presente encontrándonos así con que queremos y desde ahí ampliar con las herramientas que el curso entrega, nuestros espacios creativos y colaborativos.

Programa del Curso de Invierno e información general

programa-y-horario

Captura de pantalla 2017-05-24 a las 11.35.07 p.m.

¿CUÁL ES EL ALCANCE DE ESTA EXPERIENCIA?

• Entender el entrelazamiento de nuestras acciones y de nuestras dinámicas relacionales en la generación, realización y conservación de procesos culturales sustentables en el bien-estar.

• Comprender la importancia de contribuir a la ampliación y conservación de conversaciones colaborativas como fuente fundamental de los procesos de transformación e integración cultural de las organizaciones y comunidades humanas.

• Aprender la diferencia de mirada y de acción que nos puede aportar el enfoque sistémico de la biología-cultural cualquiera sea nuestra responsabilidad o participación dentro de las organizaciones y comunidades humanas.

• Reflexionar y conversar sobre lo que queremos y las posibles consecuencias que tiene en nuestro vivir y convivir.

EQUIPO DOCENTE Ximena Dávila / Humberto Maturana / Clara Acuña / Rodrigo Abett

EQUIPO ADMINISTRATIVO Y LOGÍSTICO Isabel Corominas / Piroska Montes

INSCRIPCIONES e INFORMACIÓN GENERAL

VALOR CURSO: $250 mil pesos chilenos (o su equivalente en dólares para ciudadanos/as extranjeros/as) NOTA: Dentro del programa no están incluidos los almuerzos, solo los coffee break.

DESCUENTOS ESPECIALES: – Ex alumnos Matríztica 15 % sobre valor del curso. – Inscripción por grupos de una misma organización, consultar descuentos.

NOTA: Los descuentos no son acumulativos.

INSCRIPCIONES: Piroska Montes, Matriztica, Rosario Sur 91, Of. 304, Las Condes; Mail: piroska@matriztica.org ;

Fono: 222247678 BASES LEGALES 1. El curso considera un número máximo y mínimo de estudiantes. 2. Los días consideran 3 jornadas. 3. El curso considera su realización en el lugar establecido en el programa.

OBSERVACIONES Y CONDICIONES DEL SERVICIO Como material del curso y en caso de encontrarlo oportuno se entrega la documentación impresa con la información necesaria relativa al curso. La presente propuesta considera que el estudiante matriculado/a se hará cargo de todos los traslados desde y hacia el lugar de la realización del curso y de su alimentación. Si la persona inscrita en el curso desiste de asistir con 48 horas de antelación o más se devolverá el 20% del valor total de su inscripción. En el caso de que desistiera de asistir el mismo día, no tendrá derecho a recibir devolución alguna.

 

DESCARGA EL PROGRAMA COMPLETO AQUÍ

Revive nuestro curso de Otoño en este video:

 

Tags: , , , ,

¡Feliz día, Mamá!

family-1839662_1920 (1)

Que estés bien y feliz es el deseo íntimo que prevalece en nosotros al acercarse el 10 (día en el que se celebra mundialmente) de Mayo pero que está siempre presente en nuestro vivir cotidiano.

Te saludamos desde nuestro amar, pero por sobre todo desde la ternura. Claro que no es de extrañarse, que también se mezcla este saludo con el deseo de que todos nosotros tus hijos contribuyamos desde el mutuo respeto que aprendimos de ti a evitar la violencia en cualquier ámbito, corrigiendo las ingenuidades y acabando con las discriminaciones de cualquier clase.

Queremos de verdad salir de los fanatismos y colaborar entre todos, como aprendimos también de ti, ya que ninguno de nosotros es dueño de la verdad. Tú nos enseñaste a escucharnos y a compartir si queríamos convivir entre nosotros los seres humanos y con todos los seres vivos que, tú nos decías, son parte de nuestro mundo ya que sin ellos estaremos abandonados a la soledad de un mundo de cosas insensibles porque no pueden reflexionar.

Madre, sabemos que tu amar y ternura vive en todos los pueblos de la tierra donde tú diste a luz en un ámbito familiar que acogía y cuidaba a tus hijos a hijas no solo cuando eran pequeños y pequeñas sino que como el fundamento del sentir relacional humano … ¿dónde nos perdimos y te olvidamos?

Nos duele el presente que vivimos por su inequidad. Y eso nos revela un sentir profundo de deseo de reencuentro con nuestros orígenes de sensibilidad acogedora. Los seres humanos estamos a las puertas, o más bien en el surgiente deseo de una transformación cultural en la cual queremos reencotrarnos con nuestra honestidad, nuestro sentido fundamental de honestidad … conversando sobre la convivencia ética y reflexiva que tú validaste en cada uno de nosotros cuando nos preocupaba que nuestros hermanos y hermanas tuviesen el mismo bien-estar que nosotros.

¿Seremos capaces de crear ahora como mayores un conversar colaborativo en la diversidad? ¿Seremos capaces ahora que estamos crecidos de inspirarnos juntos en un proyecto común con personas de distinto origen, territorio, historia, experiencias, comprensiones y miradas?, ¿podremos sentarnos en una misma mesa quienes pensamos muy distinto, aún de manera opuesta, y estar dispuesto a crear, repetar y conservar un mundo armónico y ético para todos porque queremos convivir? ¿Seremos capaces de encontrar un nuevo sentido en aquello que nos une en nuestra maravillosa diversidad? Nosotros, madre, pensamos que sí … si es verdad que queremos hacerlo.

¿Y qué tiene que ver todo esto con la celebración del día de la madre?
¿Acaso el que en el espacio de nuestro vivir y convivir familiar la madre nos recuerda que no estamos solos?
¿Tal vez el que tenemos un origen y raíces que van al origen de nuestro vivir y convivir humano?
¿Acaso no fue en el dar a luz de la maternidad donde surgimos en el amar que aprendimos a jugar en la sensualidad y la ternura, y a encontrarnos en el conversar y reflexionar con otros y otras, aunque estuviésemos solo empezando a conocerlos? ¿Quizas el que nuestra individualidad tiene raíces colectivas nos ayuda? o ¿Es el que somos humanos conviviendo con otros humanos?

Sin duda solo aprendemos a ser humanos conviviendo con humanos. Lo humano no surge de una determinación genética que solo nos hace primates bípedos. Ser mamá es un tema del género cultural femenino pues se empieza a nacer como mamá en el momento en que se desea dar a luz un bebé, y se vive el ser madre al criarlo. Lo mismo con la paternidad, se es papá en el encanto de serlo en la crianza del bebé. De modo que este saludo a ti mamá es expresión de nuestro agradecimiento porque nos criaste. Este saludo agradece tu cuidado, tu ternura, el haber aprendido de ti a saber, a hacer, a descubrir, a jugar, a reflexionar, a ver y corregir nuestros errores, a disculparnos cuando nos equivocamos porque aprendíamos a ser honestos en la familia que evocaste con tu dedicación y ternura.

Aprendimos de ti a a realizar todos los días, sin saberlo, la mayor tarea, la mayor empresa, el más grande proyecto que podríamos realizar en cualquier lugar de nuestro planeta, que es el de dar forma a nuestra propia humanidad, auque a veces caemos en las tentaciones de la vanidad, del fanatismo, de la ambición, de la envidia … en la supeficialidad de creer que somos dueños de la verdad. Y si salimos de esas tentaciones y nos reencontramos con nuestra dignidad humana, es porque tú nos salvas de una manera u otra, porque tú, en la ternura de tu presencia íntima en nosotros, no has dejado y nunca dejaras que se apague en nuestra vida la llama del amar.

Por ello, agradecemos y celebramos hoy, y en el fondo todos los días, que tú, madre, seas el fundamento desde donde nuestra vida adquiere sentido.
¡Gracias mamá!

Equipo Matríztica

Tags: , , , , ,

Load more